JOANA BIARNÉS

Ella és la mujer que se coló en el avión y el hotel de los Beatles para conseguir una exclusiva histórica, la que enseñó a Roman Polansky con una identidad falsa, la que fotografió a un joven y aún desconocido Joan Manuel Serrat, la que fue la fotó- grafa personal de Raphael y la que reveló los negativos de la cerimónia de los Os- cars de Hollywood en el lavabo de la casa de Xavier Cugat. 



Joana Biarnés es ahora un anciana de 78 años dulce, amable, sencilla y campechana, a la que te imaginas cocinando algún plato casero como lo han hecho la mayoría de nuestras abuelas cuando éramos niños. Pero la Biarnés, aunque si, es una excelente cocinera, está muy lejos de quedarse con ese papel tan típico y tan tópico. La historia de esta mujer es la de las adelantadas a su tiempo, las pioneras, las luchadoras.

Fue la primera mujer fotoperiodista de Catalunya y España, con un legado fotográfico que documenta maravillosamente una amplia etapa del siglo XX. Es un gran testimonio de unos años interesantes, y a la vez muy duros para las mujeres que querian destacar profesionalmente. Mucho más aún para aquellas mujeres que querian abrirse paso en una profesión considerada masculina, cómo era la fotografia. Aúnque ya existían algunas reporteras de guerra que habían conseguido abrirse un camino (la alemana Gerda Taro, es segurmente el mejor ejemplo) no habia pautas para aquellas mujeres que soñaban en ser fotgorafas en un medio de comunicación.

 

Nacida en Terrassa y de padre fotógrafo deportivo, Joana quiso dedicarse a lo mismo que su progenitor desde que le ayudaba en el laboratorio. Estudió en la Escuela de Periodismo y sus primeros encargos se desarrollaron en campos de fútbol, donde vivió situaciones muy machistas porque en aquel tiempo no era habitual que una mujer sacara fotografías a pie de campo. Un día, incluso, un arbitro paró un partido porque pretendía echarla a pesar de que ella tenía todas su acreditaciones en regla. “Esto va a cambiar”, amenazó ella al árbitro. Y siguió haciendo fotos pese a que la mandaron, literalmente, a fregar platos.

Sus fotografías sobre las inundaciones de su ciudad natal, Terrassa, de hace medio siglo fueron las primeras en dar la vuelta a España. Esta tragedia la marcó y la curtió para emprender una senda profesional hasta entonces reservada a los hombres. Su tenacidad la llevó con 24 años a Madrid, como colaboradora del diario Pueblo.

 

Fue su padre, también fotoperiodista Juan Biarnés quién un día le dijo: “Tú primero dispara y luego pide permiso”, y así consiguió unas fotos exclusivas de los Beatles la primera vez que visitaron España. No solo se las apañó para colarse en su avión y tirarles fotos desde el baño. La pillaron y la echaron, y ella se fue al hotel.

 

Sabía, por un contacto, cual era la suite donde se alojaba el cuarteto, así que subió por el montacargas y, sin ninguna vergüenza, llamó a la puerta. Abrió Ringo y ella, ni corta ni perezosa, se metió en la habitación de golpe. Al final estuvo con ellos tres horas. No tenía ni idea de hablar inglés, pero se las arregló para responder las preguntas que la hacían sobre butifarras, guitarras españolas y flamenco. Y mientras, les fusiló a fotos. “Disparaba sin flash y los Beatles pensaron que no me iban a salir las fotos”.

 

En los 22 años de profesión en los que Biarnés alternó la fotografía de famosos (fue retratista oficial del cantante Raphael) con rodajes a Hollywood y reportajes de actualidad, vivió mil y una aventruas, hasta que su historia de amor con la prensa se quebró repentinamente. - “Lo dejé cuando un editor me dijo que lo que vendía era una foto de Lola Flores y compañía vestidas de reinas magas”,- Desengañada, decidió empezar de cero y se cambió de oficio como quien se cambia de ropa. Abrió el restaurante Cana Joana en Ibiza, y también alcanzó un gran éxito en este campo ya que llegó a obtener una estrella Michelín.

 

Durante todos estos años, sus fotos, cayeron en el olvido. Casi nadie conoce a Biarnés ni su ingente obra, la mayoría aún sin catalogar, aunque ya se está trabajando en ello. Desde el año pasado (2013) se ha puesto en marcha la maquinaria para que la obra de esta excelente fotoperiodista no caiga en el olvido. La productora REC Videoproduciones, está rondando en estos momento el documental de su vida, que saldrá a la luz el primer semestre del 2015. 

 

 


  Taller/Escuela de fotografía
  Sant Isidre 53 | 17003 Girona
  T 972 417 289
  info@multifotos.org